Las sedes expositivas

El Terra Sancta Museum  se está creando en dos edificios franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, dentro de las murallas de la ciudad antigua de Jerusalén: el Convento de la Flagelación y el Convento de San Salvador. Se trata de edificios históricos con algunas partes muy antiguas – romanas, bizantinas, medievales y cruzadas – , cerca uno del otro y cerca de los principales puntos de peregrinación y turismo de Jerusalén (el Monte del Templo, el Muro de los Lamentos, el Vía Crucis y el Santo Sepulcro).

El museo tendrá una superficie expositiva de 2,573 m², y será compuesto por tres secciones:  

  • Multimedia Jerusalén y la Vía Dolorosa (Vía Crucis): desde Herodes hasta nuestros días
  • Arqueológica  los lugares evangélicos en Tierra Santa
  • Histórica la Custodia franciscana  de Tierra Santa

Las sedes expositivas, con su larga historia, son parte integral del Terra Sancta Museum.

Flagellazione

CONVENTO DE LA FLAGELACIÓN

Situado al principio de la Vía Dolorosa que conduce al Santo Sepulcro (camino del “Vía Crucis”), será la sede de la sección multimedia y arqueológica. Actualmente acoge el pequeño Museo Arqueológico del Studium Biblicum Franciscanum, activo desde 1902 (el museo más antiguo de Israel), que será renovado y ampliado considerablemente.

El convento se encuentra en el área de la Torre Antonia, edificio romano que se situaba en el lado norte del Templo de Jerusalén; según la tradición, es el lugar de la condena de Jesús. Antiguos restos de paredes, pisos y cisternas aún se pueden visitar y serán parte integral del museo.

SalvatoreCONVENTO DE SAN SALVADOR

La sede de los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa desde el siglo XVI acogerá la sección histórica. El convento alojaba a los peregrinos y prestaba todos los servicios necesarios para el funcionamiento del mismo, incluyendo aquellos destinados a la comunidad local – como de farmacia, tiendas de artesanía, etc.

El convento de San Salvador se encuentra cerca de la Puerta Nueva, el punto de entrada al barrio cristiano, un lugar de paso para muchos peregrinos dirigidos al Santo Sepulcro.  El convento también incluirá a la antigua y pintoresca Bodega franciscana, que será recuperada para construir una zona de restaurantes.

Scroll to Top