La antigua farmacia franciscana

El 16 de abril visité lo que creo que es una de las mayores rarezas en Jerusalén … la farmacia franciscana, probablemente la farmacia más valiosa del mundo. 

 Fredric Hasselquist, médico activo en Dinamarca y Suecia (1751)

Cuidados corporales practicados por los franciscanos de Tierra Santa

El Terra Sancta Museum revivirá la antigua farmacia franciscana de Jerusalén, activa desde principios del siglo XVII hasta 1913. La farmacia cuenta la importante labor social que la Custodia de Tierra Santa siempre ha practicado en Jerusalén al servicio de los frailes, peregrinos, de las comunidades cristianas de la ciudad, así como de los habitantes en general, de cualquier religión.

En esta época era conocida como la mejor en el área de Oriente Medio, donde había una escasez de médicos y enfermeras. En la farmacia franciscana de Antonio Menzani da Cuna (1650-1729), médico y farmacéutico, creó la fórmula del milagroso “Bálsamo de Jerusalén“, que durante aproximadamente dos siglos sirvió como un importante remedio contra diversas enfermedades, tanto en Europa como en Oriente Medio.

La sala del museo dedicado a la farmacia presentará al público hermosos jarrones de boticario, principalmente procedentes  de las repúblicas de Venecia, de Génova y del ducado de Saboya; manuscritos preciosos conservados en el archivo histórico de la Custodia (recetarios, inventarios de especias, hierbas, utensilios, etc.); fotografías históricas.

Se organizarán talleres educativos sobre el tema de la farmacopea, dirigidos principalmente a estudiantes y familias.

Haz una donación para restaurar los jarrones de la farmacia!

Profundizar