30 Septiembre 2019

Terra Sancta Museum: un desafío en mediación y comprensión

de EMILIE REY

Del 24 al 26 de septiembre de 2019 se ha llevado a cabo la quinta reunión del Comité Científico del Terra Sancta Museum. Durante estas jornadas de trabajo se ha dado prioridad a la mediación, esto es a la interacción y diálogo que las obras expuestas generarán entre los visitantes. «No se trata sólo de dar valor a estas obras y hacerlas físicamente accesibles. Se trata de hacerles hablar, de permitir que cuenten su propia historia, de ayudar al público a entrar en contacto con ellas», explica Jacques Charles-Gaffiot, historiador francés del Comité Científico. Una de las características específicas del Terra Sancta Museum será que todos los objetos expuestos han sido realizados y ofrecidos a Jerusalén.

Se trata entonces de toda una obra de síntesis y reformulación que se ha llevado a cabo en los paneles de las estancias y en las fichas que acompañarán a las obras. «Para capturar la atención del público, debemos introducir la diversidad y la especificidad, siendo científicamente precisos y concisos. La pregunta que nos hacemos es: qué tenemos que decir y en qué idioma, de forma que la mayor parte de los visitantes pueda entenderlo» explica Béatrix Saule, Directora General Honorífica del Castillo de Versalles.

Desde una óptica de innovación tecnológica y pedagogía, tres instalaciones multimedia estarán presentes en esta última sección del Terra Sancta Museum. Han sido encargadas a Gabriele Allevi, museógrafo y autor multimedia de las otras secciones. Los primeros multimedia mostrarán al visitante la continuidad de la presencia cristiana en Jerusalén, haciendo eco en la sección arqueológica del Convento de la Flagelación. El segundo multimedia sumergirá al visitante en el mundo de las peregrinaciones medievales. Muchas historias de peregrinos nos cuentan sobre enfermedades, saqueos piratas, peligros y otros descubrimientos hechos durante este increíble viaje hacia la Ciudad Santa. Las últimas novedades multimedia permitirán al visitador comprender el uso, papel e importancia de la liturgia: objetos, colores y modalidades de uso. «Muchas de las obras que serán expuestas están todavía en uso para el culto divino. Los peregrinos van al santuario, pero no imaginan, por ejemplo, como es en realidad la celebración de la Pascua en el Santo Sepulcro. Cuando visiten el museo podrán ver la suntuosidad del culto que fue y sigue siendo dado a Dios», dice fray Rodrigo Machado Soares, maestro de ceremonias de la Custodia y miembro del Comité.

En otra sesión de trabajo dedicada a las obras arquitectónicas realizadas y aún por concluir, fray Eugenio Alliata, arqueólogo y director de la sección arqueológica del TSM, ha recorrido la historia del Convento de San Salvador que albergará la nueva sección del museo. Una intervención invaluable para el Comité, que ha podido descubrir los restos de una presencia georgiana que data del siglo XVI y las diversas misiones llevadas a cabo por los franciscanos a través del desarrollo arquitectónico del museo.

Fray Eugenio Alliata condujo a todo el Comité a través de la futura tienda del Terra Sancta Museum y después por la nueva reserva que alberga la colección de ornamentos litúrgicos. Podemos conocer esta última gracias al meticuloso trabajo de Maria Pia Pettinau Vescina, experta en tejidos, y de la Sra. Danièle Véron-Denise, conservadora jefe de Patrimonio, especializada en textiles litúrgicos y profanos. De hecho, una versión muy sofisticada del catálogo de paramentos litúrgicos ha sido presentada en el Comité y será publicada en los próximos meses.

Entre otros informes sobre el progreso de la publicación de los catálogos, la señora Michèle Bimbenet-Privat, coordinadora del catálogo de orfebrería, ha subrayado el trabajo a largo plazo realizado en el último año para identificar, examinar y rastrear la llegada de cada objeto a Tierra Santa. «Este catálogo contendrá 150 entradas escritas por 11 autores. Hemos invitado a nuevos expertos como Antonello Ricco, estudiante de doctorado en la Universidad de Salerno, Maria Serlupi Crescenzi, conservadora de la oficina de artes decorativas de los Museos Vaticanos, Teresa Vale, docente de Historia del Arte en la Universidad de Lisboa y Florent Meunier, conservador del Louvre. Su contribución nos permite avanzar y retroceder entre Tierra Santa y los países de origen de estas obras».

Un trabajo en profundidad que aún está lejos de ser terminado, ya que los inventarios continúan en diversos conventos de la Custodia, como Getsemaní, Nápoles, Chipre y Alepo, en Siria. En los dos últimos años se han ingresado más de 5900 registros de objetos.

«Este trabajo es extremadamente valioso para la Custodia. Nos permite profundizar en el conocimiento de nuestras colecciones y, de este modo, poder responder a las peticiones de colaboración. Pienso en la próxima muestra que se llevará a cabo en el Palacio de los Grandes Duques de Lituania sobre el príncipe Radziwill, o el próximo año en Madrid o Lisboa», subraya fray Stéphane Milovitch, director de Patrimonio Cultural de la Custodia de Tierra Santa.

Durante estos días de trabajo, Raphaele Ziadé, responsable de las colecciones de arte bizantino del Petit Palais de París, y George Al’Ama, coleccionista palestino, han podido proponer al Comité su reflexión y una primera selección de iconos, que será expuesta en el Terra Sancta Museum. «El arte de los iconos da testimonio del vínculo, los intercambios y la circulación de estas imágenes entre Oriente y Occidente y el intercambio entre comunidades», explica Raphaelle Ziadé. Los iconos presentados arrojarán luz sobre el centro de producción de la considerada «Escuela de Jerusalén» y sobre sus características específicas: temas preferidos, colores, inscripciones árabes, objetos en escena y costumbres, etc.

Béatrix Saule presenta los trabajos del Comité Científico

Raphaelle Ziadé y Jacques Charles-Gaffiot trabajando durante el Comité Científico

Gabriele Allevi, museógrafo y autor de las instalaciones multimedia de la nueva sección histórica de TSM

El comité científico visitando el convento de San Salvatore con el Padre Eugenio Alliata

Una de las antiguas inscripciones encontradas en los locales de la futura tienda del Terra Sancta Museum

El Cónsul Británico, en primera fila, y otros invitados a la presentación del proyecto TSM

Su Eminencia Hyacinth-Boulos Marcuzzo y los cónsules de Bélgica, Italia y España en Jerusalén durante la presentación del proyecto TSM

La renderización del futuro Terra Sancta Museum

 

 

 

 

Al término de esta quinta reunión del Comité Científico, se recibió a los cónsules de Italia, Bélgica, Inglaterra y España para la presentación del proyecto. Fabio Sokolowicz, Cónsul General de Italia en Jerusalén, reconoció: «Este proyecto es particularmente importante para la promoción de la cultura italiana, europea y cristiana en Tierra Santa en un contexto único. Es difícil explicar en palabras lo que acabamos de ver. No vemos la hora de ver y tocar algunas de las cosas que serán expuestas.»

 

Compartir
email whatsapp telegram facebook twitter