26 Agosto 2019

Trabajar para “hacer que la historia sea viva, tangible y comprensible”. Se acerca la quinta reunión del Comité Científico del Museo de la Terra Sancta.

de ELEONORA MUSICCO

El 24 de septiembre se inaugurará oficialmente el quinto Comité Científico del Museo de la Terra Sancta y desde Occidente llegarán a Jerusalén los 23 miembros del equipo que desde 2017 estudia las colecciones de la Custodia de Tierra Santa y trabaja en la preparación de la apertura de la sección histórica del museo.

Académicos y directores de museos de Francia, Italia, España, Austria, Polonia y Estados Unidos se reunirán para discutir los problemas relacionados con las obras de arte que los franciscanos han estado conservando durante 800 años y cómo sacar el máximo provecho de ellas en el futuro Museo.

En reuniones anteriores celebradas en París y Jerusalén, el Comité Científico había abordado diversas cuestiones, como la selección de las obras que se expondrán en el museo, el estudio de la colección, la museografía y el diagnóstico arquitectónico del museo para examinar cuestiones más detalladas, como la elección de las ventanas, la iluminación, la conservación y la restauración de las obras. En este sentido, la Custodia ha establecido una relación de colaboración con el Instituto Superior de Conservación y Restauración, prestigiosa institución romana que actualmente cuenta con algunas de las obras en restauración que se expondrán en el Museo de Terra Sancta y que regresarán a Jerusalén a finales de año.

Béatrix Saule, Director General Honorario Conservador del Castillo de Versalles, Jaques Charles-Gaffiot, historiador del arte y especialista en iconografía, y George Al’Ama, coleccionista y especialista de arte palestino, durante una reunión del Comité Científico en 2018

 

Durante estos días de trabajo, los miembros del Comité serán informados de los progresos realizados desde principios de año hasta septiembre en la catalogación del patrimonio de la Custodia y en la construcción del primer entorno del futuro museo. También se discutirán los temas que se desarrollarán en las salas individuales del museo dedicadas a los dones que los reinos europeos han querido enviar a los frailes franciscanos a lo largo de los siglos.

Padre Stéphane Milovitch, Director de la Oficina del Patrimonio Cultural de la Custodia de Tierra Santa y especialista en liturgia, con los miembros del Comité Científico

Cada becario se ocupará de las áreas geográficas en las que es experto. Por España y Portugal, intervendrán José Luis Valdovinos, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid, por Francia, Michèle Bimbenet, conservadora general del Departamento de Objetos de Arte del Museo del Louvre, y Danièle Veron Denise, conservadora patrimonial honoraria del Castillo de Fointainebleau. Paulus Rainer, Conservador de los Kunsthistorisches y Director Emérito del Kunskammer de Viena, y Benoit Constensoux, Historiador de Arte de la Galería Kugel de París, expondrán su contribución al Santo Imperio Romano, mientras que Przemyslaw Mrozowski, Director General Honorario del Castillo Real de Varsovia, hablará en nombre de Polonia. Andreina Contessa, director del Castillo y Parque Miramare en Trieste, hablará del norte de Italia, y en particular de la República de Venecia, Lombardía y Liguria, y Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos, hablará en nombre de los Estados Pontificios. La discusión sobre el territorio italiano se cerrará con la contribución de Jacques Charles Gaffiot y Antonello Ricco, ambos historiadores del arte, que hablarán sobre el reino de Nápoles.

Los días de trabajo son esperados por el entusiasmo general de los participantes: “En este proyecto, estamos trabajando con una colección fantástica y colegas fantásticos para crear una gran visión. Queremos nada menos que hacer la historia viva, tangible y comprensible. Son las obras de arte únicas y el lugar incomparable que son los embajadores y testigos de esta historia. Respiran el espíritu del pasado, un pasado que es la base de nuestro ser de hoy. Basta con mostrar el lugar y las obras para contar su historia y aprender de sus mensajes. Puede ser que seamos capaces de devolver un trozo de historia común a toda la humanidad. Esta es nuestra tarea”, dijo Paulus Rainer.

Gael de Guichen, que fungirá como asesor de la Dirección General del ICCROM (Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural, con sede en Roma), también expresó su orgullo por poder participar en el proyecto “Terra Sancta Museum”: “Cuando me pidieron que me uniera al Comité Científico, acepté inmediatamente porque comprendí inmediatamente la importancia única de este proyecto: dar a conocer, a través de la valorización de una colección excepcional y totalmente desconocida, la presencia y el papel fundamental de los franciscanos en Jerusalén desde el siglo XIII“.

Es con este espíritu, por lo tanto, que se espera que el Comité Científico también esté en Jerusalén, con la esperanza de que el proyecto pueda seguir creciendo día a día con el apoyo y la contribución de cualquiera que ame la Tierra Santa.

Para conocer a todos los miembros de la Dirección del Museo de la Terra Sancta haga clic aquí.