19 Julio 2019

Un museo al servicio de la educación y de la paz

de MAÿLIS WOILLEZ-DE SAINT SAVIN

Hace algunos días el Terra Sancta Museum festejó su primer aniversario después de su reapertura en junio 2018 ! Este museo, que presenta el fruto de las excavaciones arqueológicas efectuadas por el Studium Biblicum Franciscanum, está situado dentro del convento franciscano de la Flagelación, en el corazón de la antigua ciudad de Jerusalén. El museo permite a los visitantes de descubrir objetos arqueológicos del primer siglo de nuestra era según tres temáticas: 

 

 

  • Los tesoros de los palacios  herodianos (que datan de la época de Herodes el Grande). 
  • El modo de vida de las comunidades de la región en la época de Cristo y la cohabitación de las  culturas judía y helenística. 
  • descubierta del universo de los primeros experimentos del monaquismo en el desierto de Judea.

Modernizado por un discurso claro y accesible, interactivo gracias a nuevos medias de comunicación, el Terra Sancta Museum ha recibido ya varios miles de visitantes de todas las nacionalidades y religiones. El museo tiene como prioridad la de transmitir las culturas milenarias a las comunidades locales, ya sean cristianas, musulmanas o judías. En realidad, el Terra Sancta Museum es un cofre que contiene las descubiertas arqueológicas realizadas en Israel, Jordania y al Sur de Siria y su trabajo pertenece a la población local originaria ya sea de Israel o de los territorios palestinos. 

En este artículo queremos dar testimonio al rol que juega el Terra Sancta Museum con las poblaciones palestinas y de su vocación de transmitir la historia y los orígenes a los jóvenes de la región. Dimah Msallam, 28 años,  políglota originaria de Belén trabaja en el museo. Ella a descubierto la historia de su región trabajando. “ El las escuelas en Palestina hay muy pocas clases de historia, no nos hablan mucho sobre nuestros orígenes” declara, y para esta joven mujer, que antes se desplazaba pocas veces a Jerusalén a causa de las dificultades encontradas en camino, como a la hora de atravesar los checkpoints, trabajar en este museo fue una verdadera herramienta: “ este museo es cristiano ante todo, no hay que olvidarlo, pero los objetos que contiene vienen de toda la Tierra Santa, pertenecen a todo el mundo. El museo tiene una temática cristiana, pero su discurso está dirigido a todos: cristianos, judíos, musulmanes. Aprendí mucho y me gusta trabajar allí”. 

A parte de recibir a los visitantes y ocuparse del sitio, el trabajo de Dimah consiste en encargarse de los grupos de jóvenes que vienen a visitar el museo. En el transcurso del año escolar, el museo recibe regularmente escuelas y campamentos de vacaciones provenientes de los Territorios Palestinos. De 7 a 14 años, estos niños y adolescentes vienen acompañados por sus profesores y la vista está incluída en un programa cultural. Las clases son con frecuencia mixtas: cristianos y musulmanes se mezclan. El pasado junio, por ejemplo, los alumnos tuvieron como misión la de dibujar cada uno un objeto que les hubiera particularmente interesado, después de una visita del museo guiada en árabe, preparada por Dimah. Aquí hay alguno ejemplos: 

Los estudiantes explican el porqué de sus dibujos: 

“ Escogí este osario porque me parece bello. Me impresionó el hecho de que las decoraciones son cada vez más elaboradas dependiendo si la persona es pobre o rica ! Pero al inverso, cada vez menos finas cuando la persona es pobre…” otro  afirma “porque este objeto es antiguo y original” y una última nos dice: “elegí este objeto porque me impresionó y dibujando me lo voy a recordar mejor! “. Los adolescente podían escoger cualquier objeto dentro del sitio de la Flagelación y no únicamente un objeto del museo. Un joven eligió un tema religioso representando Cristo cargando la cruz que encontramos en la capilla porque esto lo hacía pensar en la salvación de todos los hombres. 

Este día, la clase descubrí una parte de las raíces en el Terra Sancta Museum. Esta es la verdadera vocación de este museo: no solamente ser un laboratorio de investigación y arqueología pero también revelar las raíces y las identidades comunes, un conocimiento que colabora con la paz.