Adriano, un emperador fundido en bronce

Adriano, un emperador fundido en bronce, Museo de Israel – Del 22/12/2015 al 30/06/2016

Tres retratos en bronce del emperador Adriano (117-138 d.C.) se reúnen por primera vez en el Museo de Israel, marcando el regreso simbólico del emperador a Jerusalén, donde llegó por última vez en 130 d.C..

Aparentemente idénticos (aunque todavía se aprecian algunas diferencias), los retratos ponen de relieve los numerosos aspectos y contradicciones del carácter de Adriano. Con su energía, inteligencia e intereses diversos, Adriano es considerado uno de los más grandes emperadores del Imperio Romano. Sin embargo, la represión despiadada de la revuelta de Bar Kokhba y la destrucción de Judea lo convierten en un personaje detestado por la historia judía.

Prestamistas: British Museum, Londres. Museo del Louvre, París. Autoridades de la antigüedad de Istria. Museo de la Terra Sancta, Jerusalén.

Para más información, haga clic aquí.

Condividi
email whatsapp telegram facebook twitter versione stampabile