Adriano, un emperador fundido en bronce

Adriano, un emperador fundido en bronce, Museo de Israel – Del 22/12/2015 al 30/06/2016

Tres retratos en bronce del emperador Adriano (117-138 d.C.) se reúnen por primera vez en el Museo de Israel, marcando el regreso simbólico del emperador a Jerusalén, donde llegó por última vez en 130 d.C..

Aparentemente idénticos (aunque todavía se aprecian algunas diferencias), los retratos ponen de relieve los numerosos aspectos y contradicciones del carácter de Adriano. Con su energía, inteligencia e intereses diversos, Adriano es considerado uno de los más grandes emperadores del Imperio Romano. Sin embargo, la represión despiadada de la revuelta de Bar Kokhba y la destrucción de Judea lo convierten en un personaje detestado por la historia judía.

Prestamistas: British Museum, Londres. Museo del Louvre, París. Autoridades de la antigüedad de Istria. Museo de la Terra Sancta, Jerusalén.

Para más información, haga clic aquí.